Este post es apto para cocinillas y para intolerantes a la vitro.

Traigo ideas para que aciertes con l@s que pasan horas entre azulejos y con l@s que pasan de puntillas entre ellos.

Porque son ideas que hacen de la cocina un espacio divertido, lleno de color y (¿cómo no?) muy útil.

A la cocina no hay que tenerle miedo, al contrario.

Es el mejor sitio cuando hay fiesta en casa, el más íntimo.

Si se pasa mucho tiempo en ella, razón de más para que esté monísima.

Y si se pisa poco, mejor que esté monísima para querer volver.

Antes de nada. Dress code: delantal o mandil

Delantales personalizados

Mientras piensas en ello, vamos preparando unos aperitivos…

 

Tabla charco de sangretabla cassette, tabla con ángulos

Estamos entre amig@s, hay confianza.

¿Verdad que hay días que estás “hasta los huevos” de todo?

Pues si los huevos son el problema…

Molde acero inoxidable para huevos fritos, molde sunshine, molde para huevo duro

¿Quién no consulta recetas online?

Exactamente: 9 de cada 10 encuestados reconocieron navegar antes y mientras cocinan.

Base cerámica para tableta

 

¡Qué rico te ha quedado eso! Yo pongo la mesa (la de la cocina)…

Manteles individuales Emoji, manteles nostalgic HIFI, manteles Pantone

A comer…

Vajilla cars, vajilla Viva el amor, cuncas de viño-pesca

¿Aburrid@ de los mismos electrodomésticos?

No hace falta cambiarlos, que cuesta un pastón. Basta con disfrazarlos.

Vinilos para nevera

También los hay para la pared o para los muebles.

Y ya se sabe que la cocina (y la compra) da mucho trabajo, pero hasta esta tarea se puede decorar.

Hay diseñadores por ahí pensando en cómo alegrarte el día…

Imanes para nevera y vídeo notas con imán 

Si lo piensas, de lo que se trata es de endulzarse la vida a uno mismo y a los demás, ¿no crees?

Rodillos con relieves

Y ¿por qué no? Darse algún capricho, con moderación…

Maletín para cócteles, vasos para gin tonic, juego de piedras “On the rocks” 

 Cuando se está bien, el tiempo vuela…

Reloj de cubiertos, reloj con vinilo, reloj de madera estilo vintage

Entonces ¿dónde quedamos? ¿En tu cocina o en la mía?