No son novedades literarias, ni falta que hace.

Son historias maravillosas para emocionar.

Y emociones hay muchas. Y ocasiones para regalar, también

Antes de empezar, como se que esta selección te va a encantar, tengo que darle todo el mérito (y las gracias) a Marta de @queridajuliet.

Si quieres recomendaciones literarias para no equivocarte, síguela en Instagram.

O persíguela. Es lo que hago yo. Pobre Marta…

Pero así soy yo.

Cuando tengo una carencia (en este caso, dosis de lectura diaria) voy en busca de quien anda «sobrá» (en este caso, Marta).

Son cinco joyas, créeme.

(Las sinopsis de cada libro son las proporcionadas por la editorial o por la tienda online)


Empezamos con historia de amor de un hijo y un padre.

El hijo escribe, el padre protagoniza.

 


Héctor Abad Gómez dedicó los últimos años de su vida, hasta la misma noche en que cayó asesinado en pleno centro de Medellín, a la defensa de los derechos humanos. El olvido que seremos es la reconstrucción amorosa, paciente y detallada de un personaje. Pero es también el recuerdo de una ciudad, de una familia y una evocación melancólica de la niñez.


En esta novela los protagonistas son madre e hijo.

Y el amor. Y la maternidad.

 

 


Es de noche en Roma, todos duermen, pero el teléfono suena de repente. Una voz que llega de lejos invita a Gemma a un viaje a Sarajevo, la ciudad donde nacieron y murieron las emociones más hondas de su vida.
Allí, entre los estallidos de una guerra cruel e inútil, hace dieciséis años nació Pietro, un niño que ahora la llama mamá y es tan hermoso, sano y egoísta como cualquier otro adolescente. Pietro no conoce bien su origen y no sabe que en las calles estrechas de aquella ciudad sitiada Gemma vivió una historia de amor de esas que se te pegan a los huesos y te cambian para siempre.


La tercera historia habla de la culpa y de volver la vista atrás.

 

 


 Después de veinte años una mujer vuelve a Argentina, de donde partió escapando de una desgracia. Pero la que regresa es otra: no luce igual, su voz es diferente. Ni siquiera lleva el mismo nombre. ¿La reconocerán quienes la conocieron entonces? ¿La reconocerá él?
Mary Lohan, Marilé Lauría o María Elena Pujol -la que es, la que fue, la que había sido alguna vez- vuelve al suburbio de Buenos Aires donde formó una familia y vivió hasta que decidió huir.


Y más amor. Cuentos de amor.

Pero el amor no viene solo.

A veces le acompaña la duda, otras la decepción, otras…


¿Bastan un beso robado, un salto desde un tren en marcha, la sombra de una mujer que me rodea alrededor de una casa, una borrachera de media tarde o las preguntas arriesgadas de una niña para conformar un mundo que se baste a sí mismo y cuente la vida entera? (…) Comienzos, finales, virajes del destino… y de repente, cuando creíamos que el relato llegaría a su obvia conclusión, Munro nos invita a dar otra vuelta de tuerca que cambia el fluir de los acontecimientos y emociona al lector, mostrando hasta qué punto esa vida cotidiana que tanto nos cansa puede llegar a ser extraordinaria


Y dejo para el final la historia para llorar.

No una lagrimita, no. Pa hincharse.

Momento cry me a river total.

 


Mientras la India celebra su flamante independencia, la abadesa de un convento de carmelitas en Madrás hace realidad uno de sus sueños más audaces: enviar a África dos jóvenes monjas enfermeras con la noble misión de transmitir el amor de Cristo ayudando a mitigar el dolor de los que sufren. Siete años más tarde, en el modesto hospital Missing de Adis Abeba nacen dos varones gemelos, Marion y Shiva Stone. El hecho no tendría nada de particular si no fuera porque su madre es una monja que muere en el parto y su padre un cirujano británico que desaparece sin dejar rastro.


Elige: ¿qué emoción quieres regalarle hoy?