Te traigo una selección de packs de regalo para tu madre.

Y tú dirás: “¡Si no la conoces…serás insensata!”

Y yo te digo: “Dame una oportunidad. Nadie nace sabiendo”

Son mini packs 2×1

Así de simple:

  • un complemento o accesorio (tú que conoces a esa madre lo eliges según su estilo)

  • y un libro (con una temática que le vaya como anillo al dedo en este momento de su vida)

Facilito y resultón. No hay excusas.

Te dejo unos ejemplos para inspirarte.

Haz tu propia combinación y ten un detalle bonito con mamá.

Pack “Esto no te lo cuenta nadie”

Este está dedicado a las que se han estrenado como mamás este año.

No puede ser la tuya, claro. Otra madre. Amiga, hermana, cuñada, …

Las que están todavía en estado de shock.

Felices y abrumadas.

Las que pasan del llanto de emoción al grito de desesperación.

Para ellas:

  1. Una mochila estilosa y mona monísima a la par que tremendamente práctica para este momento vital.

  2. Un libro lleno de sentido del humor, de empatía y reivindicación. ¡Te lo pueden dedicar!

Mochila cambiador y el libro “Soy Malamadre”

Pack “Porque yo lo valgo”

Como la vida es una de cal y otra de arena, hay momentos en los que te sientes superwoman.

Te miras al espejo y te gusta lo que ves. Te encanta.

No envidias a nadie. Estás donde quieres estar.

Para estos casos:

  1. Un bolso personalizado para gritarle al mundo que es tuyo y solo tuyo.

  2. Un manual para emprender porque ya es hora de llevar a cabo ese sueño.

Bolso personalizable y libro “Desata tu éxito”

Pack “Más quemá que el palo de un churrero”

Hay un momento en la vida para todo: hasta para estar quemá.

Achicharrá, más bien.

Harta de todo: del curro, de los niños, de los hombres, del planeta Tierra en su conjunto.

Para esta madre, un pack que la reconcilie con el mundo…

Que todo pasa y además no hay otro:

  1. Unas gafas chulas para coger la puerta con estilo y salir a respirar.

  2. Una novela de misterio con la que evadirse por tierras cántabras.

Gafas de sol y novela “Donde fuimos invencibles” 

Pack “Chill out”

Esta madre está relajada, no quiere complicarse la vida.

Quiere dedicarse tiempo a ella misma, a mimarse.

Relax es su mantra.

Por lo menos ahora mismo, en este instante.

Para complementar ese estado mental:

  1. Bolso playa-piscina porque estoy lista para hacer tumbing primaveral.

  2. Novela romántica o romanticona…y glamurosa.

Capazos playa piscina y libro de AMORRR “Las noches en que el cielo era de color naranja”

Pack “No me da la vida” 

Ahora ponemos el foco en esas madres que llevan 50 cosas para adelante.

Sus días tienen 24 horas, pero se les quedan cortos, cortísimos.

Pero como no podemos hacer nada para que la Tierra tarde un poquito más en dar la vuelta, mejor poner nuestro esfuerzo en un regalo que le ayude con la organización.

Organizarse es la mejor forma de ganar tiempo.

Así que:

  1. Un maletín súper práctico para llevarlo todo con estilazo.

  2. Un libro ameno para iniciarse en el mundo de la productividad personal.

Maletín rojo, maletín cuero marrón, maletín negro y el libro “Tráguese ese sapo” 

Si te has quedado con ganas de más,

echa un vistazo a este otro post especial Día de la Madre.

Más ideas, más inspiración. Para eso estamos aquí, ¿no?