¿Quién quiere vivir 100 años?

Los del sí, que no sean japoneses, que sigan leyendo porque aunque no lo sepan, lo necesitan.

Los que ya tengan 100 años pueden pasar del post, tranquilamente.

 

Lo de vivir mucho y con salud es un tema que interesa a mucha gente.

Por eso investigadores, científicos y organismos internacionales llevan años observando a la población japonesa para descubrir el secreto de su longevidad.

Conclusiones que han ido sacando (bueno, te las resumo): la dieta hace mucho, pero también está el ikigai.

Ikigai se traduce como “razón de ser”.

Es decir: para vivir muchos años no solo hay que poder (que el cuerpo aguante), sino que también hay que querer.

Hay que tener motivación, razones y ganas para afrontar cada día con ilusión.

¡Que el coco hace mucho, amiga!

Lo de la dieta está claro, pero

¿cómo encontrar esa razón de ser que nos mueva y nos ayude a vivir en plenitud?

Y, ¿qué o cómo puedo regalar ikigai?

Lo más fácil, el punto de partida:

“Ikigai. Los secretos de Japón para una vida larga y feliz”, “Encuentra tu ikigai”, “El método Ikigai”

En estos libros explican en qué consiste esta filosofía y, lo más importante, cómo llevarla a la práctica.

Yo he cotilleado de qué va el método para sugerirte otras ideas de regalo rollito ikigai.

Lo que hay que tener claro es que TODOS TENEMOS UN IKIGAI

Todos somos buenos en algo, tenemos un don, algo que aportar.

Con el paso de los años, las prisas, las obligaciones, etc. quizás lo hayamos olvidado.

Así que hay que reencontrarlo.

Y ¿por qué no a través de los regalos?

Me hago las preguntas que sugieren en “Ikigai. Los secretos de Japón para una vida larga y feliz” para que las tengas en cuenta a la hora de regalar:

  • ¿Mejor a solas o en grupo?

Si vas a regalar alguna actividad o experiencia, ten en cuenta cómo esa persona se encuentra más cómoda. Si la conoces bien, lo sabrás.

  • ¿Haciendo qué se le va el santo al cielo?

¿Leyendo? ¿Saliendo a correr? ¿Escuchando música clásica? ¿Cocinando?

Busca ese objeto, accesorio o curso que le mantenga en las alturas.

  • ¿Qué se le da mejor que a nadie?

Quizás sea buena anfitrión/a. Quizás sea la/el mejor para mediar cuando hay conflicto. Quizás da calma.

Piensa en ese regalo que fomente esa parte de su personalidad. De paso así también se la reconoces y valoras.

  • ¿Qué le gustaba hacer de niña/o?

Actividades deportivas, artísticas, intelectuales, …

Si compartisteis infancia tendrás recuerdos. Tira de ellos para inspirarte.

Y, por favor, aplícate este post también a ti misma además de para regalar a alguien especial.

Porque fundamental para encontrar tu ikigai es que sea útil para los demás, que aporte, que sume.

Por eso regalar hace feliz al que regala.

¿Será regalar nuestro ikigai?